(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

LECCIÓN 12 



©=57 



Referencias: 

Lucas 18:15-17; 

El Deseado 

de todas las gentes, 

págs. 472-476. 



3 



Versículo para 
memorizar: 

"Dejen que los niños 

vengan a mí, 

y no se lo impidan, 

porque el reino de Dios 

es de quienes son como ellos" 

(Lucas 18:16). 



Objetivos: 

Los alumnos: 

Sabrán que Jesús 

recibe siempre 

a los niños. 

Se sentirán felices 

y aceptados como parte 

de la familia de Dios. 

Responderán mostrando 

el amor de Jesús 

hacia otros niños. 



o 



t> 



Mensaje: 

Los niños como yo 

somos bienvenidos 

en la familia de Dios. 



Dejen que los niños 
vendan a mí 



Tema del mes 

Jesús nos muestra cómo amarnos unos a otros. 

Un vistazo a la lección bíblica 

Los padres le traen a Jesús sus hijos para que los bendiga. 
Cuando lo ven los discípulos, le dicen a la gente que se lleve a 
los niños, que Jesús no tiene tiempo para ellos. Al ver lo ante- 
rior, Jesús les da la bienvenida y les dice que el reino de los 
cielos pertenece a niños como ellos. 

Esta es una lección acerca de comunidad 

Dios todavía les da la bienvenida a los niños. Cuando los 
discípulos trataron de hacerlos a un lado, Jesús les dijo que no 
lo hicieran. Cada persona que desea entrar al reino de los cie- 
los necesita la fe de un niño. 

Para el maestro 

"En los niños que eran puestos en relación con él, Jesús 
veía a los hombres y mujeres que serían herederos de su gra- 
cia y subditos de su reino, algunos de los cuales llegarían a ser 
mártires por su causa. Él sabía que estos niños le escucharían y 
aceptarían como su Redentor con mayor facilidad que los adul- 
tos, muchos de los cuales eran sabios en las cosas del mundo 
y de corazón endurecido. En su enseñanza, él descendía a su 
nivel. Él, la majestad del cielo, no desdeñaba contestar sus 
preguntas y simplificar sus importantes lecciones para adaptar- 
las a su entendimiento infantil. Implantaba en sus mentes 
semillas de verdad que en años ulteriores brotarían y darían 
fruto para vida eterna. 

Es todavía verdad que los niños son más susceptibles a las 
enseñanzas del evangelio; sus corazones están abiertos a las 
influencias divinas, y son fuertes para retener las lecciones reci- 
bidas. Los niñitos pueden ser cristianos y tener una experiencia 
de acuerdo con sus años" (El Deseado de todas las gentes, págs. 
473, 474). 

Decoración del aula 

Ver la lección 10. 



98 LECCIÓN DOCE 



COMUNIDAD 



Sección 

Bienvenida 



o 



Motivación 




en 
cualquier 
atiento 



Oración y 
alabanza* 






Aplicando 
la lección 



ttS Compartiendo 
la lección 



Desarrollo del programa 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



Permanente Recibir a los alumnos a Ninguno 
la entrada. Escuchar sus 
problemas o motivos de 
gozo 



hasta 10 



A. Bienvenida 


Vasos desechables, guirnalda de flo- 




res, recipiente hondo, agua, toalla, 




mesa 


B. Relevo de pañales 


2 muñecos grandes, alfileres de segu 




ridad, mesa 


C. Me gusta- 


Catálogos de juguetes, papel, pega- 




mento, tijeras 


Compañerismo 


Ninguno 


Cantos 


Himnario infantil 


Misiones 


Folleto Misión para niños 


Ofrenda 


Recipiente de la ofrenda 


Oración 


Ninguno 



Lección bíblica hasta 20 Experimentando Vestimenta de tiempos 

la historia bíblicos 

Versículo para memorizar Ninguno 

Estudio de la Biblia Biblias 



hasta 15 A. 101 razones 

B. Bendiciones A-Z 



Bolsita de frijol o bola 
de papel arrugado 
Papel, marcador 



hasta 15 Gozo por el bebé 



Tarjetas, lápices de colores de cera o 
marcadores, papel, lápices, pizarrón o 
pizarra metálica, tiza o marcadores 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



LECCIÓN DOCE 99 



ENSENANDO LA LECCIÓN 



Se necesitan: 

• vasos dese- 
chabas 

• guirnalda de 
flores (real o 
artificial) 

• recipiente 
hondo 

• agua 

• toalla 

• mesa 



Se necesitan: 

• dos muñecos 
grandes 

• dos pañales 
de tela 

• alfileres de 
seguridad 

• mesa u otra 
superficie 
plana 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta del aula. Pregúnteles cómo les ha ido 
en la semana. Qué cosas les alegran o preocupan. Pida a sus alumnos que repitan el 
versículo para memorizar de la semana pasada y anímelos a contar alguna experien- 
cia en cuanto al estudio de la lección de la semana pasada. Comiencen con la activi- 
dad de motivación que usted haya elegido. 



o 



Motivación 

Elija la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. Bienvenida 

Pregunte a sus alumnos: ¿Cómo los recibieron cuando entraron al aula esta maña- 
na? Si vinieran de algún país como Inglaterra, ¿cómo saludarían a alguien? (Saludo de 

mano.) Pida a sus alumnos que se saluden de mano. Si se encuentran con alguien que 
viene de Ghana, ¿qué liaría esa persona? (Ofrecernos un vaso de agua.) Invite a sus 
alumnos a venir a una mesa y ofrézcales un vaso de agua. Si conocen a alguien que es 
de Hawai, ¿cómo los saludaría esa persona? (Te diría "Aloha" y te pondría una guirnalda 
de flores en el cuello.) Pida a sus alumnos que se pasen de uno a otro la guirnalda de flo- 
res. ¿Cómo les saludaría un hindú en la India si se encontraran en la calle? (Abrace a 
una persona y junte sus manos en actitud de oración.) Pida a sus alumnos que hagan lo 
mismo. Si lo visitan en su casa les lavará los pies y les dará algo de beber. Si tiene espa- 
cio, deje que sus alumnos se laven los pies unos a otros, o simplemente muestre la toalla 
y el recipiente con agua. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Qué dicen todos estos saludos? (Eres bienvenido. Estoy 
contento de verte.) ¿Cómo se sienten cuando alguien les sonríe y les da la bienvenida? 
(Feliz, la persona quiere que esté allí.) Si alguien es rudo y les hace a un lado, ¿cómo se 
sienten? (Triste, solo.) Hoy descubriremos lo que hizo Jesús cuando la gente trató de 
alejar de él a unos niños. Nuestro mensaje de hoy es muy especial: 



t> 



LOS NIÑOS COMO YO SOMOS BIENVENIDOS EN LA FAMILIA DE DIOS. 
Díganlo junto conmigo 



B. Relevo de pañales 

Coloque con anticipación los dos muñecos, pañales y alfileres de seguridad en una 
mesa u otra superficie plana. Forme dos grupos de alumnos. Diga a sus alumnos: Vamos 
a tener una carrera de relevos. Deben venir a la mesa y ponerle el pañal al muñeco, 
caminar con el muñeco hasta [diga el lugar], traer de regreso el muñeco y quitarle el 
pañal. El próximo compañero en la fila debe hacer entonces lo mismo. Continúe de la 
misma manera hasta que todo el grupo termine de hacerlo. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Cuan difícil les pareció ponerle el pañal al muñeco? ¿Ha 
ayudado alguno de ustedes a cuidar un bebé? ¿Qué hicieron? ¿Cuánto puede hacer 
por sí mismo un bebé? (Nada.) En nuestra historia de hoy aprenderemos lo que hizo 
Jesús cuando algunas personas trataron de alejar de él a algunos bebés y niños. 
Jesús ama a los niños y desea que sean parte de su familia. Nuestro mensaje de hoy 
dice: 



t> 



LOS NIÑOS COMO YO SOMOS BIENVENIDOS EN LA FAMILIA DE DIOS. 
Díganlo junto conmigo 



100 LECCIÓN DOCE 



C. Me gusta.. 

Distribuya los materiales y diga a sus alumnos: Vamos a hacer un montaje de cosas 
que nos gustan. Busca láminas de cosas que te gustan, recórtalas y pégalas en nues- 
tro pliego de papel. El montaje ya terminado puede formar parte de la decoración del 
aula. 

Reflexiones 

Muestre el montaje y diga: ¿A quién le gusta? Repita lo mismo con varias cosas. 
¿Cuál es su juguete o actividad favoritos? ¿Quién les dio ese juguete o les lleva a esa 
actividad? (Madres, padres y tíos nos llevan con frecuencia a lugares que nos gustan.) En 
nuestra historia de hoy descubriremos lo que sucedió cuando algunas personas tra- 
taron de alejar a unos niños de Jesús. Jesús desea niños en su familia. Somos siem- 
pre bienvenidos a venir a él. El mensaje de hoy nos dice: 



t> 



LOS NIÑOS COMO YO SOMOS BIENVENIDOS EN LA FAMILIA DE DIOS. 
Díganlo junto conmigo 



Se necesitan: 

• catálogos de 
juguetes 

• catálogos de 
niños y bebés 

• papel grande 

• pegamento 

• tijeras 




i 



<t 




Oración v alabanza M 



Compañerismo 

Comparta los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alumnos, según lo han 
expresado al entrar (y si es apropiado). Haga que sus alumnos den a conocer sus experiencias 
con respecto al estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memori- 
zar de esa lección. Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales o logros de sus alum- 
nos. Dele una cálida bienvenida a todos los visitantes. 

Cantos sugerentes 

"Cuánto me ama a mí" (Melodías de Victoria, n° 38). Coro solamente. 

"Jesús los ama a todos" (Cantos infantiles I, n° 71). 

"Nuestra iglesia es una familia" (Alabanzas infantiles, n° 102). 

"Alabadle todos los niñitos" (Cantos infantiles II, n° 54). 

"Más de Jesús" (Himnarío adventista, n° 406). 

Misiones 

Cuente una historia del folleto Misión para niños. Enfatice el concepto de comunidad 
en esa historia. 

Ofrenda 

Diga a sus alumnos: Jesús recibe siempre con mucho gusto a 
los niños. Cuando venimos a la Escuela Sabática aprendemos 
acerca de lo mucho que nos ama Jesús. Pero muchos niños no 
saben de Jesús y su amor. Nuestras ofrendas ayudan a enviar 
personas a hablarles acerca de Jesús y de lo mucho que los ama. 



Se necesita: 

• recipiente para 
la ofrenda 



Oración 

Jesús nos ama a todos. Durante nuestra oración esta mañana, voy a decir: 
Gracias, Jesús, por amarme 7 . Entonces cada uno de ustedes puede decir: "Gracias, 
Jesús, por amarme 7 . 



LECCIÓN DOCE 101 



a 



Lección bíblica 



Se necesita: 

• vestimenta de 
tiempos bíbli- 
cos 



Experimentando la historia 

Personajes: Jesús, dos o tres alum- 
nos altos para que sean los discípulos. 
Otros niños formarán tres grupos: 
gente que se apresura a escuchar a 
Jesús, personas enfermas, madres y 
niños. 



Lea o cuente la historia 

-Ya escucharon las buenas nuevas? 
Jesús está en la ciudad. [Las personas se 
dicen unas a otras.] Una y otra vez la 
gente del pueblo repetía a otros la noti- 
cia: -Jesús está aquí. Todos querían ver 
a Jesús. Los hombres dejaron su traba- 
jo y se apresuraron a ir a escucharlo. 
[La gente se apresura a escuchar a Jesús. 
Algunos ayudan a personas enfermas.] 
Amigos y familiares ayudaban a las 
personas enfermas a ver a Jesús. 
Habían escuchado cómo había sanado 
a otros. Tal vez los podría sanar a ellos 
también. 

Todos estaban asombrados. 
Observaron cuando Jesús sanaba a los 
ciegos. Vieron paralíticos que se levan- 
taban y saltaban como si siempre 
hubieran podido moverse por todas 
partes. [La gente que estaba enferma salta 
y brinca.] 

Cuando algunas madres escucha- 
ron que Jesús estaba allí, quisieron 
verlo ellas también. Querían que bendi- 
jera a sus hijos. [Las madres llaman a sus 
hijos y actúan como si les lavaran la cara.] 
Rápidamente llamaron a sus hijos a su 
casa para que se asearan y se pusieran 
su mejor ropa. Los niños se pusieron 
felices cuando supieron que iban a ver 
a Jesús. Los niños amaban a Jesús, Él 
siempre les sonreía. Les hablaba pala- 
bras bondadosas. Les contaba historias 
maravillosas. Amaba las flores y otros 
pequeños regalos que ellos le traían. 

[Se apresuran a ir con Jesús. Llaman a 
otras.] Al avanzar por el pueblo, las 



madres llamaban a sus amigas: 
-Vengan con nosotros a ver a Jesús. 
Los niños se lo contaron a sus amigos 
y pronto muchas madres y sus hijos 
iban apresuradamente a ver a Jesús. 
[Caminar a diferentes velocidades.]. Las 
madres con hijos pequeños no podían 
ir muy rápido. A los niños pequeños les 
llevaba tiempo avanzar. Finalmente lle- 
garon todos hasta donde se encontra- 
ba la multitud siempre creciente que se 
agolpaba alrededor de Jesús. Se queda- 
ron atrás, tratando de ver por encima y 
por el costado de las personas más 
altas que se interponían en su camino. 
¡Tratar de ver por encima y por el costado 
de las personas.] Algunos de los niños 
más pequeños tal vez trataron de ga- 
tear hasta donde estaba Jesús, pero no 
podían acercarse. 

Todos querían ver a Jesús. Muchos 
se empujaban, tratando de llegar cerca 
de Jesús. Las madres estaban desespe- 
radas. Estaban perdiendo la esperanza. 
Se preguntaban quién podría ayudarlas 
a ver a Jesús. Tal vez los ayudantes de 
Jesús les ayudarían. 

[Las madres hablan con los discípulos. 
Los discípulos mueven la cabeza negativa- 
mente y les dicen que se retiren.] Los discí- 
pulos vieron a los niños y menearon la 
cabeza. -Vayanse, -les dijeron-. ¿No 
ven que Jesús está muy ocupado? ¿No 
ven que está cansado?" 

[Jesús llama a los niños para que se 
acerquen a él] Jesús vio lo que estaba 
pasando y dijo: -Dejen que los niños 
se acerquen a mí. No se los impidan, 
porque el reino de los cielos es de per- 
sonas que son como estos niñitos. 

[Los niños se acercan a Jesús y se sien- 
tan junto a él.] Los discípulos y la multi- 
tud quedaron asombrados. Les abrie- 
ron paso a las madres y éstas se apre- 
suraron juntamente con sus hijos a 
acercarse a Jesús. Jesús pasó mucho 



102 LECCIÓN DOCE 



tiempo con ellos. Sentó a los niños en 
su regazo y los bendijo. Tal vez les dijo 
a las madres qué debían hacer para 
criar a sus hijos de manera que amaran 
a Dios. 

Independientemente de qué les 
haya dicho Jesús a las madres y a los 
niños ese día, podemos estar seguros 
de que no se enojó porque los niños 
querían estar con él. Jesús estaba muy 
feliz. Estaba contento de hablar con 
ellos. iLos amaba! 

Jesús todavía cuida de las madres y 
los niños. Se preocupa por ti y por tu 
familia. Jesús es realmente tu amigo. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Porqué 
las madres deseaban que Jesús viera 
a sus hijos? ¿Por qué los discípulos 
trataron de alejar de Jesús a las 
madres con sus niños? Si ustedes 
hubieran sido uno de esos niños, qué 
habrían pensado cuando los corrieron 
los discípulos? ¿Qué habrían pensado 
cuando Jesús dijo: "Dejen que los 
niños vengan a mí"? ¿Qué quiso decir 
Jesús cuando dijo que los adultos 
debían de ser como niños? (No signifi- 
caba que fueran aniñados, sino más 
bien, que necesitaban la fe de un niño.) 
¿Cómo se sienten al saber que los 
niños son bienvenidos en la familia de 
Dios? Vamos a decir juntos nueva- 
mente nuestro mensaje de hoy: 



t> 



LOS NIÑOS COMO YO 
SOMOS BIENVENIDOS 
EN LA FAMILIA DE DIOS. 



Versículo para memorizar 

Repitan el versículo para memori- 
zar usando los ademanes siguientes. 
Repítanlo hasta que todos sus alumnos 
sepan el versículo. 



Dejen que los niños Señalarse unos a otros. 
vengan Llamar con la mano. 

a mí, Señalar hacia arriba. 

y no Mover negativamente 

la cabeza. 
se lo impidan, Hacer ademán de 

parar a alguien con la 

mano. 
porque el reino de Dios Señalar hacia arriba. 
es de quienes son Señalar hacia los 
como ellos niños. 

(Lucas 18:16). Juntar las palmas de 

las manos y luego 

abrirlas. 

Estudio de la Biblia 

Diga a sus alumnos: La Biblia nos 
habla de distintas ocasiones en que 
Jesús mostró lo mucho que ama a los 
niños. Forme tres grupos de alumnos. 
Dele a cada grupo uno de los siguien- 
tes textos y pídales que lo dramaticen. 
Los adultos pueden ayudar si es nece- 
sario. 

Lucas 9:38-43 

Juan 4:46-54 

Mateo 9:18, 19, 23-25 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Qué nos 
dicen todas estas historias acerca de 
Jesús? (Que amaba a los niños. 
Ayudaba a los niños.) ¿Cómo piensan 
que se sentían las familias después 
de que Jesús había sanado o resuci- 
tado a su niño? (Felices, agradecidas.) 
¿Cómo piensan que será ver el rostro 
de Jesús? (Acepte toda respuesta.) Los 
actos de Jesús mostraron que los 
niños eran muy importantes para él 
y que los niños son parte del reino 
de Dios. Vamos a decir juntos nues- 
tro mensaje de hoy: 

IV k LOS NIÑOS COMO YO 

1^_ J> SOMOS BIENVENIDOS 
r EN LA FAMILIA DE DIOS. 



Se necesitan: 

• Biblias 



LECCIÓN DOCE 103 



Se necesita: 

• bolsita con 
granos de fri- 
jol o bolas de 
papel arruga- 
do 



& 



Aplicando la lección 



A. 101 razones 

Pida a sus alumnos que formen un 
círculo. Diga a sus alumnos: Voy a lan- 
zar esta bolsita con granos de frijol (o 
bola de papel) a alguno de ustedes. 
La persona que la atrape debe decir: 
"Los niños como yo somos bienveni- 
dos en la familia de Dios porque ..." y 
entonces dirá algo que Dios le pro- 
vee, o una razón por la que Jesús lo 
ama. Entonces debe lanzar la bolsita 
o bola a alguien más. No se le debe 
tirar la bolsita o bola a la misma per- 
sona por segunda vez, hasta que 
todos la hayan atrapado alguna vez. 
Cuando ya no se les ocurra otra idea, 
pida a sus alumnos que se sienten for- 
mando un círculo. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Porqué 
es importante saber que Dios quiere 
que seas parte de su familia? (Para 
que esté feliz, seguro, agradecido, bien, 
etc.) : ¿Cómo pueden mostrarles a 
otros que son parte de la familia de 
Dios? Dé tiempo a sus alumnos para 
que comenten. Sugiera algunas ideas, 
tales como ayudar como ujieres en la 
iglesia, recoger y guardar los himnarios, 
hacer lo que se nos pida que hagamos 
en casa. Es maravilloso formar parte 
de la familia de Dios. Vamos a decir 
juntos nuevamente nuestro mensaje 
de hoy: 



t> 



LOS NIÑOS COMO YO 
SOMOS BIENVENIDOS 
EN LA FAMILIA DE DIOS 



Se necesita: 

• papel 

• marcador 



B. Bendiciones A- Z 

Anote con anti- 
cipación las letras 
del alfabeto en una 
hoja de papel. Diga 
a sus alumnos: 
Jesús les mostró a 
los niños que eran 

bienvenidos para unirse con su fami- 
lia, cuando les dijo a los discípulos 
que los dejaran acercarse a él. Vamos 
a recorrer el alfabeto para ver si 
podemos encontrar algo con cada 
letra, que muestre lo mucho que Dios 
nos ama y desea que seamos parte 
de su familia. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Son 
bienvenidos en la familia de Dios? 
¿Cómo lo saben? De la misma mane- 
ra como Jesús les dio la bienvenida a 
los niños cuando estuvo en esta tie- 
rra, desea también que vengamos a 
él ahora. Vamos a cantar Jesús me 
ama. Recuerda nuestro mensaje. 
Vamos a decirlo juntos: 






LOS NIÑOS COMO YO 



l y SOMOS BIENVENIDOS 
r EN LA FAMILIA DE DIOS 



104 LECCIÓN DOCE 



& 



Compartiendo la lección 



Gozo por el bebé 

Investigue con anticipación si hay 
en la iglesia madres embarazadas que 
esperan un bebé. Si no las hay, pónga- 
se en contacto con un hospital o refu- 
gio para mujeres. Diga a sus alumnos: 
[Nombre de la persona] va a tener 
muy pronto un bebé. Queremos 
decirle a esa madre y a su bebé que 
Dios los ama y que desea que sean 
parte de su familia. ¿Cuáles son algu- 
nas de las cosas que necesita un 
bebé? Comente con sus alumnos y pre- 
pare una lista. Elija algunos artículos 
que no sean demasiado costosos y 
ponga la marca de una estrellita al 
lado de cada uno. Vamos a preparar 
un paquete de regalo para esa madre 
y su bebé. Vamos a hacer una lista de 
cosas y ver si podemos traer algo la 
semana entrante. 

Distribuya entre sus alumnos las 
tarjetas y lápices de colores de cera o 
marcadores. Vamos a hacer una tarje- 



ta de bienvenida para el bebé. Anota 
en tu tarjeta: 

n LOS NIÑOS COMO YO 

[_J> SOMOS BIENVENIDOS 
* EN LA FAMILIA DE DIOS. 

Reflexiones 

Admire las tarjetas hechas por sus 
alumnos. Vamos a guardar estas tar- 
jetas para dárselas a la madre cuan- 
do le entreguemos el paquete regalo. 
¿Tiene preparada alguno de ustedes 
una lista de las cosas que se necesi- 
tan? Traten de traer algo de la lista el 
próximo sábado. ¿Cuántos de uste- 
des tienen un hermano o hermana 
más pequeño que ustedes? 
Asegúrense de decirle que es parte 
de la familia de Dios. Vamos a decir 
juntos el mensaje de hoy: 

a k LOS NIÑOS COMO YO 

l J> SOMOS BIENVENIDOS 
r EN LA FAMILIA DE DIOS 



Se necesitan: 

• tarjetas 

• lápices de 
colores de 
cera o marca- 
dores 

• papel 

• lápices 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza, o marca- 
dores 



Clausura 

Pida a sus alumnos que formen un 
círculo para cantar "Sí Cristo me ama" 
(Himnario adventista, n° 314, coro sola- 
mente). Termine con una oración, 
pidiendo a Dios que ayude a sus alum- 
nos a saber que Jesús los ama y desea 
que sean parte de su familia. 
Recuérdeles a sus alumnos que no se 
olviden de la lista de artículos para el 
paquete regalo que darán al bebé. 



LECCIÓN DOCE 105